LA CASA… DESDE EL TEJADO

De camino al norte de Portugal, dejando atrás muchos kilómetros y sabiendo de la necesidad de muchos más, las conversaciones que surgen en un coche entre cliente y arquitecto pueden ser de lo más variopintas. Y fructíferas. Digo yo que si los filósofos de antaño valoraban el potencial de los paseos a pie para abrir la mente, en nuestro siglo…debe ser en coche!! Sigue leyendo