¿Porqué siendo arquitecto no puedo construir Arquitectura?

hqdefault

¿Recuerdan la película “Jerry Maguire”?. Aquella en la que Tom Cruise le gritaba a su representado: “Enséñame la pasta!”. ¿Aquella en la que redactaba un memorando desde la sinceridad que le supuso el despido? Pues eso, así me siento. Obligado a sincerarme. Y a compartirlo.

Soy Arquitecto. Pero no quiero construir. Porque no puedo construir Arquitectura. Porque ya no entiendo nada. ¿Es una cuestión económica? Definitivamente, no. Es una cuestión de proporciones. La relación entre responsabilidades y recompensas es tan desproporcionada que me resulta imposible ofrecer una respuesta coherente con mis convicciones. Una respuesta que satisfaga a mis clientes. Que cumpla con mi compromiso y mi función social. Racionalmente sé que es imposible. Emocionalmente, insoportable. Si mi cliente solo quiere que plasme sus ideas sobre un papel, si nuestra Administración solo quiere que asuma todos los riesgos y si mi formación me dicta que todo lo anterior no solo no es suficiente sino que es erróneo, mejor parar.

Soy profesor. Pero no sé qué enseñar. Desde la Universidad (presente) intentamos formar a los alumnos para el escenario en el que se desenvolverán (futuro) transmitiéndoles todo el saber de nuestro oficio (pasado). ¿Qué hacer? ¿Formarlos para la realidad actual considerando que se perpetuará la mediocridad? ¿Incentivarlos a que luchen por un cambio en el que ni ellos mismos creen? Sería de locos. Mejor parar.

Si como Arquitecto materializo los sueños de las personas, y las personas ya no sueñan… mejor parar. Si como Arquitecto gestiono los recursos de los que ya nadie se preocupa…. mejor parar. Si como Arquitecto no puedo hacer Arquitectura…. mejor parar. Paremos. Lo sentiré por aquellos que ya nunca disfrutarán de la Arquitectura. Y más aún por los que, pensando que disfrutan de ella, jamás la conocerán.

Seguiré soñando. “Porque sueño, sé que no estoy loco”. Pero reniego de utilizar una profesión a la que respeto para perpetuar una realidad en la que no creo. No quiero firmar defunciones. El Arquitecto firma vida, vida nueva, no esperpentos generados a base de retales inertes y sacudidas legislativas. Vida que es fruto de la responsabilidad colectiva y la riqueza interior. Vida autosuficiente y generosa.

Seguiré soñando ciudades que se abastecen de si mismas y no de la pobreza de los demás. Barrios que se gestionan desde la colaboración y no desde la imposición. Seguiré buscando personas que sueñan. Hay muchas. Somos muchos los que soñamos. Lo que pasa es que… parecemos dormidos.

Un pensamiento en “¿Porqué siendo arquitecto no puedo construir Arquitectura?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>