¿Solucionar mis problemas?

Aprenda usted a buscarse sus propios problemas que solucionar, por favor!!!!

Puede sonar brusco, pero es mi forma de expresar lo que pienso. Tengo otra, más breve aún: no es tiempo de aprender, es tiempo de demostrar. Me explico.

Quien más quien menos, se pasan cinco o seis años antes de enfrentarse al Fin de Carrera, toda una institución en nuestra profesión. Pensad que hay compañeros que pasadas décadas, se despiertan en medio de la noche con el sudor frio de la eterna pesadilla: tengo suspenso el PFC (Bueno, pasa también con las Matemáticas y las Estructuras. Nota: revisar mi propio expediente para confirmar el cinco)

Y ahora estáis en él. Y a veces, presentáis vuestro trabajo exponiendo de antemano los problemas, los puntos negros de la propuesta, planteando al tribunal las dudas. considerando necesaria nuestra solución a las mismas para poder seguir avanzando hacia el ansiado aprobado…..que no!!!!!

Es tiempo de demostrar de lo que sois capaces. Ya pasó el tiempo del aprendizaje (académicamente hablando). El engranaje de la Arquitectura, de la Construcción, genera constantemente esas dudas. Y en la cadena de responsabilidades, se va transmitiendo de unos a otros. Uno recibe la pregunta, aporta lo que puede, gira la cabeza, y busca a alguien a quien transmitírsela. ¿Y sabéis? Cuando estéis en esa cadena, y giréis la cabeza… no habrá casi nunca nadie!!! Y lo peor, todos los anteriores eslabones estarán esperando vuestra decisión para no perderle el pulso al proyecto.

La actitud sumisa para seguir aprendiendo y corrigiendo en base a los comentarios del tribunal no vale. Es tiempo de demostrar que podeis cerrar el círculo del proyecto. Que sois capaces de encontrar y solucionar vuestros propios problemas en el discurso que habéis elegido como referente. Que estáis a la altura del listón que os imponéis, y que hallais respuesta coherente. Mostrad la riqueza del mundo interior de vuestro sueño-proyecto de la manera más sólida posible. Es más, saber ocultar sus debilidades es más valorable que evidenciarlas. Sin miedo.

La buena noticia es que es el último salto. Algunos os habéis empeñado en hacer un triple mortal, állá vosotros. ¿La mala?:

YA NO HAY RED

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>