El suicidio concursivo del Arquitecto

Hace unas semanas enviaba esta carta a un alcalde conocido. Para compartir con él mi opinión sobre un concurso de su localidad, un concurso más, en el que no participé por una simple cuestión de ética. Me gustaría compartir ahora esas opiniones en abierto. Tal vez reciba más respuesta. He omitido los datos puesto que, desgraciadamente, es una costumbre cada vez más extendida.

cuchillo-y-pluma Sigue leyendo